Nos encantan los alimentos de temporada. Y de hecho, este tipo de alimentos, sanos y sostenibles, están muy presentes en los miles de menús que elaboramos diariamente. En febrero tenemos un buen puñado de alimentos de temporada que podemos comprar en el mercado para disfrutar sus propiedades y aprovecharnos de que su excelente precio.

Alimentos de temporada

Entre las verduras y hortalizas que podemos encontrar este mes, muy similares al de resto de meses invernales, tenemos la acelga, la siempre apetecible alcachofa, la borraja, las cebollas, los calçots, las coles de hoja, las endibias, lechugas, puerro, el haba tierna, o los espárragos trigueros. Zanahorias o guisantes también están en todo su esplendor en estos momentos.

En lo que respecta a las frutas, las reinas de la mesa en este mes son las naranjas, mandarinas, pomelos y limones, aguacates o kiwis. Y las fresas también comienzan a aparecer (al fin) en nuestras mesas.

Los espárragos trigueros nos ayudan a depurar

Alimentos de temporada

Entre los alimentos que se incorporan a la despensa este mes que ve cómo se va aproximando la primavera, destacan los espárragos trigueros. Este alimento tiene un efecto diurético gracias a que son ricos en potasio y ácido asparagínico, que estimula la función renal. Además, tienen vitaminas C, E, B y ácido fólico y betacaroteno. También es importante señalar que un 90% de este alimento es agua, por lo que es muy bajo en calorías.

¿Y cómo se preparan los espárragos? La mejor forma de cocinarlos es hervirlos al vapor. Para hacerlos, tras lavarlos en agua fría, tendrás que cortar la parte blanquecina, y cocerlos en una olla entre 3 y 8 minutos con un poco de sal. Otra forma de hacerlos es a la plancha, con una gota de aceite y una pizca de sal gorda.