La zanahoria es una hortaliza simpática, muy cercana para los peques. La imagen de un simpático conejo comiéndose una zanahoria es un clásico en muchas historias y cuentos infantiles. Pero además, la zanahoria es un ingrediente imprescindible en la cocina. En los comedores escolares que gestionamos en COMBI CATERING está muy presente, como complemento en muchos platos, como protagonista absoluta para preparar un rico puré de zanahoria, o simplemente, cortada a tiritas, como sustitutivo de los snacks industriales. Pero además de su importancia a la hora de cocinar, no podemos dejar de olvidar los beneficios de la zanahoria para nuestro organismo ¿Nos acompañas a descubrirlos?

Beneficios de la zanahoria

  • Las zanahorias son buenas para la vista de las personas que sufren de deficiencia de vitamina A. También hay estudios que señalan  los betacarotenos presentes en las zanahorias evitan el envejecimiento prematuro de las células de la vista
  • Tomar zanahoria puede reducir el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer, como por ejemplo, el de próstata, el de pulmón o el de colon.
  • Las zanahorias poseen, entre otros elementos, fibra, vitamina A, K y E, además de potasio, zinc, manganeso, fósforo, magnesio…
  • Posee antioxidantes para luchar contra el envejecimiento.

Beneficios de la zanahoria

  • Comer zanahoria cruda ayuda a fortalecer dientes y encías.
  • Ayuda a combatir el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra.    
  • Ayudan a broncear la piel de una forma natural gracias a la presencia de vitamina A.
  • Consumir zanahorias de forma natural contribuye a reducir los niveles de colesterol.

Beneficios de la zanahoria

  • La zanahoria ayuda a estimular el apetito en casos de falta de hambre o incluso de depresiones.
  • Este vegetal tiene un alto contenido en agua, por lo que tiene propiedades diuréticas, pudiendo ayudar a eliminar cálculos renales.
  • Contribuye a fortalecer cabellos y uñas

Beneficios de la zanahoria

¿Conocías todos los beneficios de la zanahoria? Así que ya sabes, en puré, cruda, en zumo, al vapor, hervida… sea como sea, consume zanahoria. Y si además, es de origen ecológico y de cercanía, ¿qué más se puede pedir?