Ya sabéis que en COMBI CATERING tenemos como filosofía la utilización de alimentos cercanos, ecológicos y de cercanía, y que recomendamos no utilizar alimentos procesados industrialmente para garantizar una dieta equilibrada.

En el marco de esta filosofía, COMBI CATERING apuesta por utilizar  ingredientes naturales, y por eso, en nuestras cocinas utilizamos cúrcuma para dar color a los platos y evitar de esta manera los colorantes artificiales en recetas como la crema de calaba, puerro y cúrcuma, o en la crema de zanahoria ecológica con cúrcuma y jengibre.

Motivos para usar la cúrcuma como colorante natural

Curcuma

Uno de los problemas de los colorantes artificiales, como por ejemplo el tradicional colorante naranja (tartracina) que se utiliza habitualmente para dar color a las paellas, son los compuestos azoicos que la Unión Europea  identificado como sustancias que ‘pueden tener efectos negativos sobre la actividad y atención de los niños’.

En este sentido, aunque existes colorantes artificiales o sintéticos que no llevan estos compuestos azoicos, en COMBI CATERING, dentro de nuestra filosofía de utilizara ingredientes naturales, hemos apostado por dar un paso más allá para situarnos en la vanguardia de la restauración de colectividades dando color a los platos con la cúrcuma. Una especia natural también conocida como también conocida como azafrán de raíz que además, tiene muchos aspectos beneficiosos para la salud.

Cúrcuma

De hecho, la cúrcuma es una de las especias con más propiedades, beneficios e indicaciones medicinales. Tanto es así, que la humanidad utiliza este colorante natural desde hace más de 4.000 años como condimento y como colorante para dar ese característico color a los platos, o para aprovecharse de sus propiedades.

Unas propiedades que radican principalmente en la curcumina, el componente activo que le proporciona ese característico color amarillo, y que posee propiedades antiinflamatorias, además de tener la capacidad de inhibir el crecimiento de muchos tipos de células tumorales. La cúrcuma también ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares, el alzheimer, el parkison, o para tratar las enfermedades gastrointestinales.

¿Con qué alimentos puedo utilizar la cúrcuma?

Cúrcuma

Si te hemos convencido para utilizar la cúrcuma en tus recetas para sustituir los colorantes artificiales, seguramente te preguntarás dónde y cómo comprarla, y con qué alimentos se puede utilizar. Para comprarla, puedes adquirir la raíz fresca o seca de cúrcuma en herbolarios o en tiendas de alimentación especializadas, o comprar también la cúrcuma en polvo en cualquier supermercado.

En lo que respecta a su utilización en la cocina, puedes añadir cúrcuma a cremas, sopas, pasta y arroces, en huevos revueltos, en un salteado de verduras, al sofrito,  o al cocinar pollo o pescados. Dependiendo de la receta tendrás que añadir máximo una cucharadita de postre de cúrcuma en polvo. Y si no estás muy acostumbrado a su sabor, puedes utilizarlo de forma progresiva.