En COMBI CATERING somos pioneros en cocina saludable al utilizar alimentos de temporada y de origen ecológico para elaborar dietas sanas y equilibradas. Unos términos de los que cada día escuchamos hablar más en los medios de comunicación, aunque todavía hay mucho desconocimiento sobre lo que significan.

Por eso, en COMBI CATERING hemos querido dedicar uno de nuestros primeros post a explicaros qué son exactamente los alimentos ecológicos. De entrada, tenemos que decir que un producto ecológico es un producto natural que se obtiene sin utilizar ningún tipo de producto químico, y por supuesto, sin utilizar organismos modificados genéticamente. En el caso de las verduras y frutas ecológicas, deberán haber sido cultivadas sin utilizar fertilizantes ni plaguicidad químicos, mientras que en las explotaciones ganaderas, los animales no pueden ser alimentados con piensos o pastos que haya sido sometidos a algún proceso químico.

15-18-10-524_640

Si hablamos de agricultura ecológica, nos estamos refiriendo al sistema global de gestión de estos alimentos cultivados que respetan la diversidad biológica y que no son agresivos contra el medio natural que los rodea, y que además, en Europa cuentan con un certificado que garantiza su origen.

De hecho, para garantizar los sistemas de producción y que no nos vendan gato por liebre, la agricultura ecológica está regulada desde el 1 de enero de 2009 por el Reglamento (CE) 834/2007 del Consejo de 28 de junio de 2007 sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, que deroga el antiguo Reglamento (CEE) 2092/91.

Logotipo-Agricultura-ecológica-UE

De esta manera, las leyes europeas sobre productos ecológicos especifican de forma clara las técnicas que pueden utilizarse en este tipo de cultivo, regulando también el sello oficial de la agricultura ecológica que debe de utilizarse en estos alimentos producidos dentro de las fronteras de la Unión Europea, con  una hoja perfilada con estrellas, al que se debe añadir además los logotipos del país o de la región de origen.

Con este tipo de alimentos debidamente certificados, además de respetar el medio ambiente, tenemos la seguridad de que se han cumplido unos estándares de calidad que nos aseguran que estamos comiendo productos de primera calidad y que no han sido sometidos a tratamientos químicos.