La leche forma parte de la dieta humana desde que nacemos. Y al margen de tomarla como bebida, es la base para una parte importante de los alimentos que forman parte de nuestra alimentación, desde quesos a yogures o postres varios. Y para potenciar su consumo y los efectos beneficiosos para la salud humana, el 1 de junio se celebra el Día Mundial de la Leche, una fecha proclamada por la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Beneficios de la leche

La leche es uno de los alimentos más completos que existen; de hecho, es el primer alimento que toman los seres humanos al nacer. Este alimento líquido es nutritivo, y proporciona al cuerpo humano La leche es un alimento muy nutritivo que proporciona energía, proteínas y micronutrientes a quiénes la consumen, y contribuye a reducir el hambre y la desnutrición en el mundo. Especialmente importante es la aportación de calcio a nuestro organismo.

En este sentido, un vaso de leche aporta aproximadamente un 30% de la dosis diaria de calcio recomendada, elemento imprescindible para la formación y desarrollo de los huesos. Además, la leche contiene otros nutrientes necesarios para la vida como fósforo, magnesio, zinc, yodo, selenio y vitaminas A, D y del complejo B. Y también contiene ácidos grasos, hidratos de carbono, proteínas y agua.

La leche ayuda a hidratar al cuerpo, ya que contiene gran cantidad de agua, previene enfermedades crónicas no trasmisibles como la diabetes, la hipertensión o trastornos cardiovasculares, y ayuda a mantener los huesos fuertes y sanos, gracias al calcio y otros elementos. También neutraliza la acidez estomacal y es un alimento alcalino. Además, previene las afecciones dentarias y bucales, y promueve la flora bacteriana intestinal. Por la noche, un vaso de leche caliente ayuda a conciliar el sueño.

RECETA DE ARROZ CON LECHE

Arroz

Entre los postres elaborados con leche, hay uno que destaca sobremanera; un postre que nos retrae a la niñez, a cocinas cálidas con olor a canela…

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 litro de leche entera.
  • 140 gr. de arroz redondo.
  • 2 palos de canela.
  • La piel de 1 limón.
  • 120 gr. de azúcar.
  • 30 gr. de mantequilla sin sal.
  • Canela en polvo para decorar.

Forma de elaboración:

  • Calienta en un cazo y hasta que empiece a hervir, un litro de leche entera, dos ramas de canela, y la piel de 1 limón.
  • Cuando la leche comience a hervir echas 140 gramos de arroz redondo. Deja el cazo a fuego lento y cocinamos lentamente durante 40-50 minutos. Es muy importante que remuevas el arroz para evitar que se pegue al fondo.
  • Una vez que el arroz esté listo, retira los palos de canela y la piel del limón.
  • El siguiente paso será colocar en el cazo 120 gramos azúcar blanco y 30 gramos de mantequilla si sal. Remueve bien, y deja cocer a fuego lento durante cinco minutos más.
  • Transcurrido ese tiempo, ya tenemos listo el arroz con leche. Sírvelo en cuencos individuales, y decora con canela en polvo.

Fotografías: Nikolai Chenichenko para Unsplash, etorres69 para Canva.com