El año nuevo acaba de entrar, y tras los excesos navideños, y con la vista puesta en el Roscón de Reyes, toca hacer un listado de propósitos de alimentación para el Año Nuevo. Un 2019 en el que tenemos que intentar comer más sano para tener una dieta equilibrada y saludable que nos ayude a estar en forma y con una salud envidiables. Para conseguirlo, aquí tenemos nuestro listado de propósitos de alimentación para ayudarte en este nuevo año que acabamos de comenzar.

8 Propósitos de alimentación para el Año Nuevo

propósitos de alimentación para el Año Nuevo

1.Consumir más alimentos de temporada. No hay nada como incluir en nuestra dieta alimentos de temporada. Son sanos, ricos y tienen sus propiedades y su sabor intactos.

2.Tomar más alimentos cercanos. Consumiendo alimentos cercanos conocemos el lugar de procedencia de los alimentos que consumimos, apoyamos el producto y el empleo local, y además, conseguimos reducir el impacto ambiental al ser alimentos que requieren menos tiempo de transporte que si vienen de lejanos lugares.

3.Comer más alimentos ecológicos. Este tipo de alimentos, además de tener más sabor y mejores propiedades, respetan el ciclo natural de la naturaleza y no han sido producidos utilizando productos químicos. Y además, también suelen proceder de zonas cercanas al lugar en el que vivimos. Así que todo son ventajas.

propósitos de alimentación para el Año Nuevo

4.Potenciar una dieta sana. Además de seguir los consejos anteriores, es importante que nuestros menús olviden los alimentos ultraprocesados, incrementando de form importante el consumo de frutas y verduras, legumbres, o pescados. Así que si quieres llevar una vida sana, olvídate de los alimentos precocinados, las bebidas carbonatadas, la bollería industrial, sin olvidarnos de reducir el consumo de fritos.

5.Abandonar la vida sedentaria. Junto a una dieta equilibrada, hay que practicar deporte y abandonar la vida sedentaria.

propósitos de alimentación para el Año Nuevo

6.Cocina en casa. Para comer sano, lo mejor es cocinar en casa. Empresas de restauración colectiva como COMBI CATERING sí que cuidamos los ingredientes, raciones o la sal, pero lo más normal al comer fuera de casa es que tomemos más cantidad de grasas o de sales de las debidas. Cocinando en casa te aseguras que utilizas materias primas de calidad, controlando además otros temas como la sal, o la sustitución de fritos por otros alimentos más saludables hervidos, a la plancha o al horno.

7.No hay dietas milagrosas. No caigas en la tentación de las dietas que prometen efectos inmediatos para perder peso y compensar los excesos navideños.

8.Almuerzos y meriendas saludables. Adiós a la bollería industrial o a los zumos artificiales. Aprovecha todas las opciones que nos ofrece la fruta para sustituirlos.