En revistas, en webs, en empresas como COMBI CATERING; no nos cansamos de recomendaros que manténgais la dieta mediterránea, y que apostéis por alimentos cercanos y de origen ecológico siempre que podáis. Durante el curso escolar, en COMBI CATERING no preocupamos de que así sea, educando a vuestros hijos e hijas en una educación alimentaria sana y correcta. Pero ahora, durante el verano, esa responsabilidad recae en los padres, madres y abuelos.

Para ayudaros, hoy os traemos varias comidas de verano que os ayudarán a pasar las vacaciones escolares. Comidas sanas, ricas y que además, son ideales para la temporada estival gracias a sus propiedades, sus nutrientes, y a la gran cantidad de agua que aportan al organismo ¿Te apuntas cuáles son? ¡Comenzamos!

  • Gazpacho. Un clásico de la gastronomía española, muy asociado al verano gracias a su poder refrescante, a la par que saciante gracias a la fibra que lleva.
  • Ensaladas. ¿Qué sería del verano sin las tradicionales ensaladas? Puedes añadir tantos ingredientes como quieras. Desde tomates a lechugas, canónigos, espárragos, atún, maíz, nueces, legumbres, pasta (y a ser posible, integral)… las opciones son mil. Lo mejor, es que un plato saciante, ligero, y también refrescante.

Recetas de verano

  • Cremas frías. Otro de los clásicos del verano. En el recetario existen multitud de variedades de estas cremas y sopas frías, con las verduras como elemento principal. Desde la crema de calabacín a la de guisantes, pasando por la célebre vichyssoise, estas cremas es una forma de meter verduras en la dieta de los peques. Y además, podéis dejarlas preparadas la noche anterior o al punto de la mañana antes de bajaros a la playa o a la piscina a disfrutar con ellos.
  • Pescado a la plancha. En verano, sobre todo para cenar, nos apetecen recetas ligeras. Y qué mejor que el pescado a la plancha. El atún, el salmón, la dorada o el bacalao son un clásico para hacer cenas ricas y ligeras, acompañados de una copita de vino blanco para celebrar que estamos de vacaciones.

Salmón

  • Brochetas. Las brochetas siempre gustan a niños y mayores. Y si las haces con pescado, o con verduras, champiñones… son ricas, a la par que nutritivas. Y para postre, o para merendar, también puedes preparar brochetas de fruta con sandía, melón, piña, fresas ¡Son súper refrescantes además de muy apetitosas!
  • Macedonia de frutas.Y ya que hemos hablado de brochetas de frutas, tampoco nos podemos olvidar en este pequeño recopilatorio de platos imprescindibles del verano de un postre que todos tenemos en el imaginario colectivo. Sí, estamos hablando de la deliciosa macedonia de frutas frescas recién cortadas. Una propuesta ligera, saciante, que ayuda a hidratarnos, y que además es una opción sana frente a cualquier otro postre con muchas más calorías, o que sencillamente, tienen una procedencia industrial.

Macedonia de frutas

¿Te animas a comer sano este verano?