Como bien sabéis, la utilización de alimentos de cercanía, elaborados en el entorno de los comedores que gestionamos, es un pilar fundamental dentro de la filosofía de COMBI CATERING hacia un modelo de alimentación sostenible, junto al uso de alimentos ecológicos y la elaboración de una cocina saludable.

¿Por qué utilizamos alimentos de cercanía?

Alimentos de cercanía

  • Porque comprando alimentos de proximidad, apoyamos a dinamizar la economía y el empleo local.
  • Porque con el consumo de productos autóctonos contribuímos a la sostenibilidad. Al ser productos elaborados en el entorno regional, conseguimos reducir el impacto ambiental que supone trasladar los alimentos desde lejanas fábricas a nuestras cocinas, reduciendo los costes de transporte de manera significativa.
  • Porque los alimentos de proximidad van indisolublemente ligados a los de temporada, con todo el sabor y las propiedades saludables que contienen.
  • Porque en muchos casos tenemos relación directa con el productor, lo que aumenta nuestra confianza en esos productos.
  • Porque apoyamos el cultivo y elaboración de productos y variedades autóctonas que de otra manera podrían llegar a desaparecer ante la uniformización alimentaria a la que nos enfrentamos.
  • Además, utilizando productos de proximidad en la confección de los menús de nuestros comedores, también conseguimos reforzar los hábitos alimentarios saludables de nuestros comensables, a los que habituamos a consumir productos de calidad elaborados en su zona, con la esperanza de que también hagan los propio cuando los niños y niñas sean adultos y tengan que cocinar en sus casas.

Alimentos de cercanía

De esta manera, en los colegios de Cantabria, se consumen productos como queso fresco elaborado artesanalmente en Revilla de Camargo, o las albóndigas y hamburguesas están elaboradas a partir de ternera IGP de Cantabria, mientras que las legumbres son de La Bañeza, en León, una zona tradicional de producción de legumbre de primera calidad.

En el caso de los colegios aragoneses, la frutas y verduras son cultivadas en distintos puntos de Aragón. El queso fresco está elaborado de manera artesanal en El Burgo de Ebro, en las cocinas se utiliza el Jamón de Teruel para rehogar las verduras, mientras que las salchichas frescas se elaboran de forma tradicional en Cuarte de Huerva, el trigo es cultivado en la Comarca del Campo de Daroca, y el pan es elaborado en un horno de Zaragoza, utilizando también métodos tradicionales.

Alimentos de proximidad

Alimentos sanos y de mucha calidad, elaborados muchos de ellos de manera artesanal, y que aseguran un sabor excepcional en los platos que salen de nuestras cocinas ¿Os animáis a consumir también en vuestras casas alimentos de proximidad? ¡Os aseguramos que merece la pena!