Con la finalización del curso escolar, ahora sí que sí, el verano ya está aquí. Además, el verano ha entrado con fuerza y acompañado de altas temperaturas más propias de mediados o finales de julio que del mes de junio. Por eso, y para completar el post que preparamos la semana pasada en el que os dimos una serie de consejos para comer sano en verano, hoy os traemos otro post de vital importancia para mantener nuestro organismo en buen estado y asegurar el normal desarrollo de las funciones vitales: claves para hidratarse este verano.

Claves para hidratarse en verano

Tanto para enfrentarnos a una ola de calor como la que acabamos de vivir, como para evitar la deshidratación haciendo deporte, o en la playa o en la piscina y mantener la temperatura corporal habitual, hay una serie de consejos que podemos proporcionarnos para conseguir que el cuerpo esté perfectamente hidratado. Consejos que todos deberíamos seguir, pero que se hacen especialmente importantes para los grupos de más riesgo de sufrir deshidratación, como es el caso de los niños, las mujeres embarazadas, los ancianos y las personas que practican deporte.

Claves para hidratarse en verano

  • Bebe entre 2 y 2,5 litros de líquidos. Pueden ser ingeridos a través del líquido directamente, o mediante la ingesta de frutas o de otros alimentos con alto contenido en agua. Si te aburre el agua, puedes recurrir también a zumos (naturales, por supuesto), té o infusiones, o frutas como la sandía, el melón o la siempre beneficiosa manzana.
  • No esperes a a tener sed. En verano, y sobre todo cuando estamos expuestos a altas temperaturas, no hace falta esperar a tener una sed extrema para ingerir líquido. Sin duda, es mejor beber de forma regular.

Claves para hidratarse en verano

  • Asegúrate de hidratarte bien siempre que practiques deporte. Bebe líquidos antes, durante y después. Y por supuesto, olvídate de practicar deporte en las horas centrales del día.
  • En el caso de los niños, asegúrate de que beben agua de vez en cuando, sobre todo cuando están jugando al aire libre, teniendo en cuenta que suelen olvidarse de todo cuando están enfrascados en juegos con los amigos.
  • Limita al máximo la ingesta de alcohol. Recuerda que el alcohol tiene un efecto deshidratante.