Julio es un mes muy rico en lo que a alimentos de temporada se refiere. Las siempre apetecibles y refrescantes frutas y verduras son las grandes protagonistas de esta época del año, además de los pescados azules y blancos. Alimentos ideales para llevar una dieta mediterránea, tan necesaria para llevar una vida saludable.

Las frutas de temporada del mes de julio

Frutas de temporada julio

Las frutas son una pieza clave dentro de nuestra dieta en cualquier momento del año, pero en verano, lo son todavía más, ya que al ser tan ricas en agua, nos ayudan a hidratarnos. Algo especialmente destacable en momentos como este, en el que estamos viviendo ya altas temperaturas.

Según el Ministerio de Consumo, las frutas de temporada que podemos comer en el mes de julio son la sandía, el melón, el albaricoque, la nectarina, el higo, el melocotón, la ciruela, las cerezas, el paraguayo, la pera, los arándanos, o la frambuesa.

Las verduras de temporada del mes de julio

Verduras de temporada

Además de comer fruta, no hay que olvidarse de las verduras y hortalizas de temporada. Entre las verduras de temporada, podemos echar a la cesta de la compra acelgas, apio, judías verdes, pimientos, tomate, lechuga, berenjena, pepino, zanahoria, cebolla, calabacín, calabaza, patatas, ajo, remolacha o el rábano.

Pescados y mariscos

Alimentos de temporada julio

El pescado es otro de los alimentos que tienen que estar en nuestra dieta sí o sí si queremos llevar una vida saludable. Pero además, ahora en verano, parece que todavía entra mejor. Es un alimento muy veraniego, y muy ligero, algo importante en estos momentos en los que hay que evitar comilonas a causa del calor.

Entre el pescado y el marisco que podemos comer ahora, destacan atún, bacaladilla, bacalao, boquerón, caballa, cabracho, camarón, congrio, fletán, langostinos, mejillones, merluza, mero, palometa, perca, pez espada, rape, rodaballo, salmón, sardina, sepia, o la trucha.