Con la llegada del verano llega también la temporada de fiestas. En casa, en el jardín,en la terraza, o preparando un picnic. En muchas de esas fiestas, los refrescos y los zumos industriales suelen ser los protagonistas de las barras de bebidas, especialmente si hay niños. Pero ya hemos hablado en distintas ocasiones de la necesidad de limitar al máximo el consumo de este tipo de bebidas por la elevada cantidad de azúcar que conlleva.

Agua con sabores

Pero claro, la pregunta entonces es… Si no ponemos estas bebidas tan socorridas y recurrentes, ¿qué damos de beber en nuestras fiestas? La respuesta, es una tendencia que se está imponiendo con fuerza: El agua con sabores. Una solución sana, y que además, estéticamente, proporciona múltiples opciones decorativas para disponer una barra de agua de sabores con dispensadores que te permitirá tener un rincón bonito y de lo más fotogénico.

La forma más sencilla de preparar estas aguas de sabores es la infusión en frío, o lo que es lo mismo, dejar agua en la nevera con trozos de frutas, verduras o hierbas aromáticas. Por ejemplo, el agua con lima, pepino y albahaca está súper rica. La combinación de piña y jengibre, el de mango y fresas o el de pomelo y romero también están entre las más utilizadas. La de frambuesas, arándanos y fresas con un chorrito de limón también gusta mucho entre los invitados, al igual que la de sandía, menta y melón. La de limón, es un clásico que también gusta a todo el mundo.

Agua con sabores

Una vez que han pasado varias horas en la nevera, puedes colarlas, y servirlas en jarras o en un dispensador de limonada, con hielo abundante y con trocitos de fruta fresca, hierbas aromáticas o incluso flores comestibles para que quede todo mucho más bonito.

¿Te animas a preparar estas bebidas para tu próxima fiesta y dejar de lado los zumos y las bebidas azucaradas?